Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Nos vamos a divorciar



Es domingo y mis papás, para variar, se están peleando. Empiezan a hablar dizque bajito para que no nos demos cuenta; pero nos hemos vuelto unas expertas en cacharlos. ¡Las discusiones son tan seguidas!  

Después de como 15 minutos salen de su cuarto, como si no pasara nada, aunque los dos andan de cara y no se dirigen la palabra. Pero cuando nos hablan a nosotras son súpecariñosos, yo creo que es porque se sienten culpables.
Nos subimos al coche, pues vamos a comer a un restaurante. No sé qué le dice mi mamá a mi papá que él se súperencabrona y, avienta la puerta y sale del coche. Yo me asusto horrible, y mi hermana que es más chavita se pone a llorar; mi mamá le empieza a gritar a mi papá, tanto, que ni nos pelan: como si no estuviéramos.

Total que todos nos bajamos del coche y nos metemos a la casa. Mi mamá persigue a mi papá hasta el cuento y ahí se quedan peleando un buen. Natalia y yo nos quedamos sentadas en la sala y soló escuchamos gritos y cómo se avientan cosas. Siento horrible y mi hermana no para de llorar.
De repente se hizo un silencio que duró mucho. Mi papá después de un rato, sale de su cuarto y se va. Nunca regresó a dormir a la casa.

Como dos semanas después nos juntamos para decirnos la frase que sabía que  nos iban a decir y que no quería escuchar. ”Nos vamos a divorciar”
En la tarde, fui con Julia Borbolla le platique la situación y me dijo: Imagínate que tú vas en un avión y ves cómo el piloto y el copiloto se pelean todo el tiempo. Uno mueve la palanca para delante y el otro para atrás. No tienes idea de cómo manejar el avión, pero sabes que si no se ponen de acuerdo, tú te caes con ellos.

Duele todo. Duele acordarme de ver a mi papá salir de la  casa con las maletas. Duele sentir que voy a perder mi seguridad; que quizás mi mamá no va a tener dinero para pagar lo que siempre hemos tenido. Que a lo mejor nos vamos a un departamento más chico, a otra escuela; que ella ahora tiene que trabajar y estará menos con nosotros. Duele ver que mi mamá está triste y la oigo. llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario